viernes, 18 de noviembre de 2016

Creamos un cuento infinito

¿Os imagináis un cuento que no tiene ni principio ni fin? Pues eso es precisamente lo que os voy a enseñar hoy: un cuento plegado infinito.

Gracias al arte de la papiroflexia podemos disfrutar de este plegado sin fin, que decorándolo con pocos dibujos nos permite contar cada vez una historia o crear una interminable.

A través de esta técnica de papiroflexia nosotros hemos hecho varios en casa y cada cierto tiempo vamos creando alguno nuevo. Por ejemplo en el vídeo os enseño dos cuentos, uno donde nuestro protagonista pilota un avión, y otro donde se sumerge en las profundidades del mar para descubrir todas las maravillas que allí habitan. También pueden usarse para mostrar los ciclos de la vida como la transformación de la oruga en mariposa, el huevo que crece hasta convertirse en gallina, los ciclos de la luna, etc... Lo principal es tener en cuenta que tendrás cuatro "caras" o páginas para poner lo que quieras, así que en el caso de los diferentes ciclos hay que tenerlo en cuenta. Una buena forma de intentar ver qué fue antes, ¿el huevo o la gallina?

Y aquí te dejo los cuentos infinitos que ha hecho Javier para que puedas ver cómo quedan, aunque en el del piloto aún nos faltaba terminar alguna cosa, nos pudo la emoción de hacer el vídeo para enseñarlo.


¿A que molan? Pues ya sabes, manos a la obra para crear los vuestros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario