miércoles, 4 de noviembre de 2015

El desarrollo del lenguaje y la etapa pre-verbal

Los beneficios que tienen los niños que usan la comunicación gestual en su etapa pre-verbal son innegables, pero hoy me quiero centrar en uno de ellos que suele ser el que más preocupa cuando se habla del tema: el desarrollo del lenguaje y su relación con el uso de los signos.

Diversos estudios e investigaciones realizados demuestran que los niños que signan conocen más vocabulario y tienen un mejor desarrollo del lenguaje oral. Al igual que durante muchísimos años se ha utilizado la comunicación gestual como sistema de comunicación aumentativa, sirviendo como apoyo al desarrollo del habla en niños con necesidades especiales, podemos aprovechar todos los beneficios de esta metodología con niños oyentes. 

lengua de signos para bebes oyentes zaragoza


Y la pregunta del millón es... ¿Y si sabe comunicarse con signos, ya no querrá hablar? Ya hemos dicho que precisamente ayuda al correcto desarrollo del lenguaje, pero vamos a poner un ejemplo más cercano: ¡No por gatear dejamos de andar!

Los niños pasan por muchas etapas y hay veces que los padres nos empeñamos en saltárnoslas e impedirles vivirlas todas y cada una de ellas como debe ser. Todas las etapas son importantísimas para los niños, como el gateo. Es crucial permitir al bebé estar en el suelo y que gatee, dejándole libertad de movimientos y que vaya fortaleciendo su musculatura, ejercitando el equilibrio, arrastrándose y después gateando... todo ello para terminar aprendiendo a ponerse de pie, caminar lateralmente agarrado a los muebles, y finalmente con la suficiente práctica y confianza en sí mismo, soltándose a caminar. Ahora bien, me diréis que conocéis a un niño que no gateó. Perfecto, pero eso no quiere decir que ese niño no deba tirarse al suelo y jugar a ser un león/perro/elefante, e ir practicando el gateo mediante juegos. ¿Por qué? Porque el gateo es una etapa que también ayuda a que el niño al desarrollo de su lateralidad y que jugará un gran papel por ejemplo en la lectoescritura. Vamos, que como ya os conté aquí olvidaros del taca-taca y similares.

Dicho esto y teniendo claro que el gateo es una etapa de transición que no debemos saltarnos, y que todos los niños que gatean terminan andando, podemos afirmar que no por gatear los niños dejan de andar. Y de la misma forma podemos también decir que no por gesticular como herramienta de comunicación en la etapa pre-verbal dejaremos de hablar cuando estemos listos

Ambas son etapas por las que los niños deben pasar en toda su profundidad. Y así como fomentamos que el bebé gatee permitiéndole estar en el suelo, debemos aprovecharnos de los gestos de nuestros hijos en la etapa pre-verbal ya que es su única forma de comunicarse. Así que... ¿por qué con la comunicación gestual nos quedamos en el hola/adiós, en el aúpa o en los cinco lobitos en lugar de apoyarnos más en ello? Porque yo no conozco a ningún niño de 5 años que pida aúpa estirando los brazos en lugar de diciendo "mamiiiii ¿me cogeeeeees?" Hay que entender que la etapa pre-verbal es una etapa gestual que deben pasar exactamente igual que el resto, y que a parte de ser necesaria para comunicarse con su entorno, esconde detrás otros muchos beneficios como el desarrollo de la motricidad fina, la coordinación oculo-manual, la expresividad, etc... Por ello, os animo en que no os quedéis sólo en Los cinco lobitos y vayáis un paso más, siguiendo al niño, acompañándole también en esta etapa, porque que no hablen no significa que no se comuniquen con su entorno.

Si deseas recibir más información o asistir al próximo curso no dejes de ponerte en contacto conmigo en menudatribu@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada