jueves, 2 de julio de 2015

Modelar y pintar

Hoy comenzaré confesándoos un secreto: En mi armario guardo una caja de las "sorpresas", en ella voy guardando las cosas que voy comprando o encontrando para cuando se acerca un día de lluvia o mis hijos necesitan alguna actividad diferente, no tengo que romperme los cascos buscando cosas. 

Es una caja que concentra todo mi síndrome de diógenes y en la que puedes encontrar de todo.... realmente de todo... 

Así cuando veo que es el día guerrero, cuando ellos me demandan hacer algo diferente o cuando necesito darme una ducha larga y tranquila, recurro a mi caja de las sorpresas. Y hoy saqué la pasta de modelar que tenía.

Javier dando forma a su plato suavemente

Nos ha dado para hacer un cuenco y un platito cada uno, que luego pueden utilizar para dejar sus cosas, decoración... 

Modelar con la mano o ir a lo práctico...

Hemos usado pasta Das, que es muy manejable, para modelar la humedecemos y le iban dando la forma deseada igual que la arcilla, y para que endurezca basta con dejar secar al aire libre; no necesita cocción. Eso sí, tener en cuenta el grosor de lo que vayáis a hacer porque de ello dependerá que tarde más o menos en secarse. Para que os hagáis una idea nuestro cuenco y plato tardaron unos cuatro días.

Toda concentración es poca XDXD

Aprendiendo a pintar sin mezclar los colores aún húmedos

Una vez decorada con pintura de dedos, hemos incluso añadido detalles con unos rotuladores que teníamos y este es el resultado que se va directamente a nuestro mueble de exposición!!

Cuencos y platos conjuntados y luciendo en nuestro mueble de las exposiciones

Detalle de la decoración XD

Y recuerda que no importa el resultado final, ni si tu peque hará "mejor o peor" un cuenco (o lo que sea), lo importante es modelar, tocar, experimentar, ensuciarse, comprobar texturas.... ¡Lo importante es el camino no el resultado!

PD: Sí, en julio y nosotros con mantel navideño. Habéis visto bien XDXDXD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada