martes, 17 de septiembre de 2013

El ataque gamba

Quien duerme con sus hijos sabrá que algún empujón o patada te llevas de vez en cuando. Pero lo de mi hija ya tiene hasta nombre, lo hemos bautizado: el ataque gamba. Así es. Ella no para quieta y por la noche hace la croqueta dormida y va de lado a lado de la cama, de la almohada a los pies, se te sube, baja, gira y manotazo al canto. Pero lo último es cuando hace la gamba. Consiste en lo siguiente: esta tumbada boca arriba y sube las piernas, más alto, las estira y levanta los pies todo lo que puede (hay que ver cuanta elasticidad tiene), y cuando ya están arriba arriba arriba las deja caer con fuerza golpeando todo lo que que haya delante: tus piernas, costillas... Lo hemos bautizado así porque nos recuerda al movimiento de la cola de las gambas y ademas lo hace con las dos piernas juntas (así consigue más fuerza en el impacto).

http://menudatribublog.blogspot.com.es/



Cuando el ataque gamba lo hace de día en el sofá te hace gracia, pero cuando lo hace por la noche a las 3 de la madrugada y por décima vez consecutiva te dan ganas de.... Porque eso si, ella no se despierta. Tiene la técnica tan depurada que lo hace dormida... Y mira que hasta rebota su cuerpecito de los golpes que mete al colchón. Pues nada. Ella ni se inmuta.

Lo que no sé es porque me sigo extrañando de las marcas y lo dolorido que tengo el lado derecho de mi cuerpo todas las mañanas.

Hoy ha sido una de esas noches en las que la gamba se ha desatado y me ha tenido toda la coche esquivando los golpes, así que.... Buenos días y a por un café cargadito!


2 comentarios:

  1. jajajajaa que cierto es y una tiene que estar a la orilla de la cama para que duerman bien, que risa me ha dado.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Al final hacemos hasta malabarismos para dormir, jejeje
      Muchas gracias y un besico

      Eliminar